Disfrutar es compartir

Si echas la vista atrás e intentas hacer un collage mental con las mejores imágenes de tu infancia, ¿en cuántas de ellas estás divirtiéndote rodeado de amigos? Estamos seguros de que en muchas de ellas no apareces solo. En Rodados creemos que es esta una de las claves para el desarrollo de cada individuo desde los primeros años, la socialización y el trabajo en equipo.

Por esta razón las actividades extraescolares cobran más relevancia de las que muchas veces le damos. No se trata solo de adquirir un determinado conocimiento o destreza, o de rellenar huecos de tiempo libre. Queremos que cada niño y niña crezca también como individuo, y aprenda valores tan importantes como la unión, la tolerancia y el respeto, piezas angulares para la relación con su entorno. Pero todo ello vamos a conseguirlo desde el disfrute más sincero, sin darnos cuenta, a través de juegos.

Para este cometido nace nuestra variada oferta de actividades extraescolares: rugby tag, kárate, danza clásica y flamenco y, nuestras ya clásicas clases de patinaje. Que cada uno elija qué actividad le resulta más llamativa y en cuál o cuáles quiere focalizarse para desarrollar todo su potencial.

Adultos y niños

Y, dando una vuelta de tuercas a todo esto que os venimos contando en Rodados pensamos: ¿aprender una nueva actividad divirtiénos en grupo solo puede ser una actividad para niños? La respuesta llegó sola y por ello decidimos abrir nuestras escuelas familiares para adultos. ¡Nunca es tarde si la dicha es buena! Así que animamos a todos los jóvenes que aún no han dado el paso de calzarse unos patines, a aquellos adultos que nunca van a renunciar a aprender cosas nuevas, y a los padres y madres que ansían poder compartir un hobby con sus hijos, a perder el miedo y aprender a patinar de la mano de nuestro equipo de profesionales.

Porque en Rodados creemos que vivir es superarse, es disfrutar.